Sueños de río

Es una serie de pinturas que emerge tras dos años de vivir en la región norte de la Amazonía ecuatoriana y los viajes de Quito a la Amazonia recorridos durante este tiempo. En este periodo mi investigación se enfocó en profundizar sobre cosmologías amazónicas, la ontología relacional y las derivas a través del bosque. Para visualizar mis ideas utilizo la pintura en dialogo con  la ontología orientada a los objetos co-creando las obras con materiales no convencionales dentro de la práctica pictórica. Es así que busco expandir el concepto de la pintura contemporánea al utilizar estos agentes que descentralizan la practica. Este gesto actúa como un referente geográfico y emplaza las obras en la región sur del continente Americano.  Entre los materiales podemos encontrar piedras obsidianas, semillas protectoras de huairuro, papel artesanal de cabuya, pigmentos de achiote , plumas, piedras de rio entre otras. Confío en la agencia que la materialidad de estos seres no humanos ejercen tanto en el proceso de creación de la obra como en el resultado final de la misma. Cada uno de ellos nos invita a reflexionar sobre la temporalidad en la formación de los mismos, los distintos procesos naturales e industriales que se que se llevan a cabo para su emergencia y las tensiones que estos plantean sobre el plano pictórico. Los elementos pintados en las obras vienen del mundo vegetal y animal que atraviesa estos ecosistemas con un enfoque especial en las aves.

 

La fascinación por las aves en mi practica viene de años atrás y de cierta forma es una continuación de proyectos previos en los cuales identifico paralelos y diferencias entre las migraciones humanas y las migraciones de las aves. En esta ocasión hecho una mano del pensamiento mágico, mitologías ancestrales y cosmologías amazónicas en dialogo con investigaciones científicas para relacionarme con las aves de diversas formas. Inicialmente a través de la observación, todas las referencias visuales de las cuales trabajo para pintar estos seres vienen de capturas fotográficas realizadas en distintos puntos en los cuales pase mucho tiempo en un ejercicio de contemplación. Estas capturas se realizaron especialmente en cuerpos de agua y ríos desde los cuales la observación de las aves se facilita. De cierta forma este gesto se convierte en un performance del artista como bird watcher, actividad de la cual no me puedo jactar pero que definitivamente me da pistas para incluirla en mis metodologías de investigación. Tras realizar las capturas trato de identificar las aves con guías especializadas y aplicaciones digitales para poder encontrar datos que puedan ser generativos para el desarrollo de ideas en relación a las aves y los ecosistemas que habitan. Una vez tengo una idea de estos agentes y sus vidas biológicas trato de separarme del pensamiento racional sobre las mismas y busco encontrar formas mas flexibles de relacionarme con ellas. Entre estas está el encontrar mitos y leyendas sobre aves a través de los cuales se rompe la estructura racional y empezamos a atravesar distintas dimensiones. Finalmente me entrego a lo sensible y través de la observación detallada casi científica rompo el umbral de la razón a través del ejercicio pictórico.

 

Es así que materia y tacto emergen en un acto de simpoiesis.  Estas piezas terminan siendo mapas de pensamiento tentacular como diría Donna Haraway. Son imágenes-ideas e ideas matéricas que nos llevan a pensar en otros mundos, otros tiempos y otras relaciones. Es así que las obras de Sueños de Rio son pinturas, pero también son mensajeras de mundos minerales, vegetales y animales en tensión con mundos culturales e industriales. Son una reflexión y una pregunta sobre como podemos cohabitar y proyectarnos hacia nuevos mundos posibles.