Portales del Tiempo Cíclico, es una serie de pinturas/collage hechas de residuos de paletas de acrílico recicladas. He cortado a través de las capas de pintura acumuladas en las paletas que he usado por los últimos 10 años. Aquí hay un gesto performativo del artista como minero. Entro en una mina de color y memorias para extraer momentos pictóricos encapsulados es capas de color. El proceso de extracción es largo y demandante. He desarrollado un método para que la cuchilla corte mejor, caliento las paletas con un secador de pelo por algunos minutos hasta que el acrílico seco se vuelve flexible. Una vez calientes, la cuchilla puede cortar con mayor exactitud y su recorrido es guiado con intención. Una vez extraído el material paso al proceso de selección taxonómica. Identifico tamaños, colores y texturas y los separo en distintos frascos. El proceso de pintura aplicada es generativo y fluido. Los fondos de estas pinturas nos enseñan el otro extremo de viscosidad del acrílico. Capas transparentes rebajadas con agua son aplicadas con pincel o con la pintura disuelta directamente chorreada sobre el lienzo. Disfruto de los espacios de contemplación que este proceso me permite, el tiempo de secado es extendido por lo que puedo perderme en las texturas que se generan entre agua y pigmento.  Una vez secos los fondos paso a la composición de las pinturas, he optado por figuras geométricas concretas como la forma principal de la composición, las mismas que están habitadas por una multiplicidad de piezas de acrílico colocadas en forma de mosaico. Es así que estas pinturas se ensamblan, el gesto y el tacto del pincel quedan remplazados por materia, materia que había sido descartada y encuentra un nuevo ciclo, materia que acumula memoria y tiempo.

 

Con estas piezas hago un guiño a la magnifica obra de Jack Whitten y me uno a su idea de la pintura como objeto usado para seducir al espíritu. Cada pieza de pintura colocada en esta serie es una suerte de microchip análogo que carga información de un momento pictórico especifico. Por ende está cargada de una energía adquirida por la manipulación física del material en el proceso de trabajo.  “Me comunico con el espíritu a través del ritual del trabajo”, decía Whitten. Lo que dista a estas pinturas de los experimentos de mi referente es que a diferencia de el mi material es reciclado, Whitten aplicaba cantidades industriales de acrílico para generar sus piezas. Mis pinturas usan una cantidad de pintura nueva mínima la misma que es disuelta en agua hasta el extremo. De resto el material es un material reciclado, re significado, se podría decir resucitado.

“La pintura es un lugar de descanso para el espíritu. El espíritu es distinto a la ciencia y tecnología. Ha estado siempre aquí por lo que el espíritu es ancestral. El espíritu ha estado presente en todas las fases del desarrollo humano. El espíritu está trazado por la materia, en realidad, la materia es un imán para el espíritu. No tiene olor, NADIE PUEDE VER EL ESPIRITU. De nuevo, solo podemos sentir su presencia. COLOR-SONIDO-MOVIMIENTO-OLFATO-GUSTO-VISTA-TACTO SON ELEMENTOS DE LA MATERIA QUE SE PUEDEN USAR PARA SEDUCIR AL ESPÍRITU. ME GUSTA LA NOCIÓN DE LA PINTURA COMO OBJETO USADO PARA SEDUCIR AL ESPÍRITU!” (Jack Whitten, Jack´s Jakcs Pg,59)

© 2020 Teo Monsalve